SOBRE MI

 

Os voy hablar de mi y el porqué de mi decisión.

 

¿Por qué decidí ser empresaria? Además de tener pleno control de mi tiempo, decidí que sería yo el que me diera permiso para faltar al trabajo, el que decidiera si asistiría o no a las fiestas que me invitaran, el que elegiría mi propio automóvil de acuerdo a mis necesidades y deseos, el que resolviera cuándo y dónde ir de vacaciones. No me gusta que otro decida por mí, tampoco me digan qué hacer, por eso soy sumamente feliz siendo mi propio jefe.

Desde hace tiempo dejé hacer las cosas que hace la mayoría, para disfrutar la vida, para tener más tiempo y ganar dinero con la ley del mínimo esfuerzo. Debes eliminar esa creencia limitante que te impulsa a trabajar de la manera tradicional, es decir, trabajar como todos lo hacen.

Vivimos en una sociedad que nos obliga acomular horas de extenuante trabajo para que seamos tomados en serio en el ámbito laboral, pero eso es absurdo, ya que siguiendo ciertas estrategias podrías hacer más, trabajando menos.

Puedo defender lo que pienso y hago porque soy el dueño de mi tiempo, mi dinero y mis decisiones. Por eso deseo que te des cuenta que debes dejar de ser empleado para convertirte en tu propio jefe, así defenderás tu estilo de vida y de pensar.

Uno de los primeros libros de desarrollo personal que pasó por mis manos fue “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva“, de Stephen Covey. Es todo un clásico, y si todavía no lo has leído te recomiendo que lo hagas. En el hábito #1, “Sé Proactivo“, Covey explica que tu vida no es algo que te ocurre así sin más,sino que tú la vas diseñando cada día. Que el punto en el que te encuentras en este momento es el resultado de una serie de decisiones –conscientes e inconscientes– que tomaste en el pasado, y que el único responsable de tu situación actual eres tú (no el gobierno, ni la economía, ni la mala suerte).

Aunque al principio esta actitud pueda dar un poco de miedo, en el fondo es muy positiva porque significa que tienes el poder de cambiar aquellos aspectos de tu vida que no te gustan. En vez de quejarte o quedarte en casa lamentándote, puedes hacer algo al respecto.

Esta nueva manera de ver el mundo marcó un antes y un después para mí.Me ayudó a ser más consciente de las consecuencias de mis decisiones, y me hizo sentirme por primera vez en control de mi futuro. A partir de ese día empecé a trabajar activamente en crear mi vida ideal.

Como mucha gente, a los 18 años tenía claro mi plan de vida: ir a la universidad, encontrar un buen empleo, casarme, comprar una casa, tener una familia… y finalmente, después de muchos años de duro trabajo, jubilarme. El problema es que todo eso no lo había decidido yo, sino que lo había aceptado porque era lo que había visto a mí alrededor desde pequeñito.

Nunca me había planteado que existiesen otras opciones. Entonces llegó Tim Ferris con “La Semana Laboral de 4 Horas” y dio un vuelco a mi vida. En su libro, Tim explica que existen alternativas al camino marcado por la sociedad. Por ejemplo, gracias a Internet y a las nuevas tecnologías, es posible crear un negocio automatizado que no requiera más de 4 horas de trabajo a la semana y que te permita tener suficiente tiempo para hacer lo que te dé la gana AHORA, no cuando te jubiles.

Yo no tenía la menor idea de que algo así fuese posible. Hasta ese momento había aceptado el plan de vida estándar aunque no me convenciese mucho, porque no sabía que tenía otras opciones. Pero Tim me abrió los ojos. Gracias a él me di cuenta de que podía diseñar mi propio estilo de vida, y eso fue lo que hice.

En la época de mis padres tener un título universitario era sinónimo de encontrar un buen empleo. Los sueldos permitían a los trabajadores tener un buen nivel de vida, y lo normal era quedarse en una misma empresa hasta que el día de tu jubilación.

Pues bien, ese mundo ya no existe. En el año 2008 empezó una crisis económica mundial en la que seguimos sumidos. Millones de personas se han quedado en la calle y son incapaces de encontrar un puesto de trabajo, los contratos indefinidos brillan por su ausencia y ganar 800 euros, 1.000 euros al mes es ser afortunado.

Algunas personas esperan pacientes a que pase la tormenta y vuelva a haber trabajo de lo suyo. Pero varios autores, como Seth Godin, James Altucher o Sergio Fernández afirman que las cosas no volverán a ser como eran. Según ellos, lo que llamamos crisis es en realidad un nuevo orden económico causado por la llegada de Internet y la globalización. El mundo ha cambiado y la incertidumbre ha venido para quedarse.

Si quieres prosperar en esta “nueva economía” necesitas adquirir habilidades útiles, aprender a liderar y tomar decisiones, demostrar lo que vales y, salvo que seas muy bueno en una profesión con mucha demanda o no te importe ser un empleado temporal mileurista, tendrás que aprender a ganarte la vida por tu cuenta (en vez de seguir órdenes de un jefe).

Uno de los consejos laborales que se han puesto más de moda en los últimos años es “sigue tu pasión”. Esta frase ha hecho creer a mucha gente que han nacido con una pasión secreta y que su misión es encontrarla, porque cuando la encuentren tendrán éxito, amarán su trabajo y los unicornios trotarán felices por las calles.

Como ejemplos de personas que siguieron su pasión se suele poner a Steve Jobs, que en su famoso discurso en la universidad de Standford dijo: “Tienes que encontrar aquello que amas (…) Si todavía no lo has encontrado, sigue buscando y no te detengas.”

Sin embargo, si has leído su biografía, sabrás que Steve Jobs no era un apasionado de la tecnología desde pequeño, sino que más bien acabó fundando Apple de rebote. A los 18 años, Jobs entró en la universidad de Reeds para estudiar danza e historia. Después del primer año dejó los estudios, y se pasó varios meses durmiendo en las habitaciones de sus compañeros, paseando descalzo por el campus y comiendo con los Hare Krisnha.

Era el friki de la universidad. Finalmente, volvió a la casa de sus padres en California. Un día, leyendo el periódico, vió una oferta de trabajo que decía “diviértete y gana dinero”. Así es como acabo trabajando en Atari, la famosa compañía de videojuegos, empleo que dejó poco después para hacer un viaje espiritual a la India. A su vuelta, su amigo Stephen Wozniak estaba fabricando unos terminales que le habían encargado, y como no quería ocuparse del aspecto empresarial del trato le pidió a Jobs que le echase una mano. Esos fueron los inicios de lo que, un año después, sería Apple Computer.

Como ves, Steve Jobs no siguió su pasión, sino que primero se hizo muy bueno en lo que hacía y luego se apasionó por ello. Lo mismo le pasó a Julio Iglesias, que iba para portero de fútbol, o a Mikel Urmeneta, fundador de Kukusumuxu, que empezó a vender camisetas en los San Fermines para sacarse algo de dinero para sus viajes.

Cal Newport tiene un fantástico libro llamado “So good they can’t ignore you”(Tan bueno que no podrán ignorarte) en el que refuta el mito de seguir tu pasión, y que al menos a mí me convenció para dejar de buscar el Santo Grial.

¿Por qué “sigue tu pasión” es un consejo terrible?

Para empezar, al mercado le importa un pimiento tu pasión. Da igual que te apasione la arqueología o la literatura eslava, que si no hay demanda en esos campos te va a ser muy difícil ganarte la vida trabajando de lo tuyo. Por otro lado, en la mayoría de los casos la pasión no es una causa, sino una consecuencia.

Cuanto mejor hagas tu trabajo, más te apasionará porque:

  • Sientes que eres bueno en lo que haces
  • Tus compañeros te respetan y valoran
  • Tienes mayor control sobre lo que haces y cómo lo haces

Por tanto, en vez de buscar tu pasión tiene más sentido encontrar o crear un trabajo que:

  • Se te dé bien
  • Tenga un impacto positivo en otras personas
  • Te de control sobre lo que haces

Yo llevo centrándome en estos tres puntos con mi negocio 100% por Internet, desde mi casa o desde cualquier lugar con conexión a Internet y cada vez me apasiona más, a pesar de que cuando empecé no me gustaba nada, porque no ten ia ni idea. Pero al formarme cada me me gusta más.

Si deseas más sobre mi, sigue mis artículos en mi blog personal, me encanta dar valor y cosas útiles para tu vida, y por si aun no has visto mi serie gratuita de videos, tienes la oportunidad de verlos haciendo CLIC AQUI!

Un Abrazo,

Y sígueme en esta aventura!

MARIA GIL

 

 

 

 

CONECTA CONMIGO EN LAS REDES.

 

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte y Ayuda

¿Te ha sido útil esta información? Entonces por favor comparte para que más personas se beneficien

Shares