Hola, soy Maria Gil quiero antes de nada, darte las Gracias y la Bienvenida por estar aquí.

¿Te sientes perdido? ¿No sabes muy bien qué  haces en este mundo ni cuál es el sentido de tu vida?

Pues continúa leyendo, y verás que te dejo algo muy importante para encontrar tu lugar en el mundo.

 Tu profesión no es lo que ERES personalmente

Hoy hablaré sobre TU PROFESIÓN.

¿Cuál es TU PROFESIÓN? Te hago esta pregunta y trabajamos la respuesta. ¡TU NO ERES TU PROFESIÓN!

Las personas somos más que eso. Tu has elegido una profesión pero eso no significa que seas una profesión. Eso fue un reto para mi, entendí que dentro de mi estaba el reto de SER LO QUE YO QUISIERA SER y hacerlo de manera efectiva. Cada uno de nosotros tenemos una semilla y el potencial de convertirnos en lo que decidamos ser.

¿Y tu… Qué quieres SER?

 

No Te Conformes con SOBREVIVIR

Te has preguntado alguna vez ¿Cómo es tu relación con el DINERO?

Las personas dicen: El dinero no es Importante…  Sin embargo trabajan 14 horas, por dinero, nos llevamos toda la vida trabajando por dinero.

¿En qué sistema estamos metidos?

Y que pena que cuando alguien quiere empezar a soñar y hacer un cambio, otras personas no lo crean.

Si trabajas 10, 12, 14 horas al día, dejas de atender a tu familia por 1200€/mes y ni siquiera te llega para llegar a fin de mes o llevar a tu hij@ a la natación.

Para mi la libertad no significa ganar millones, para mi significa hacer lo que quiera cuando quiera. Que el dinero no sea un obstáculo para mí.

¡No te conformes con sobrevivir!

 No Eres Como Eres por Casualidad

El universo tiene una característica muy importante, que además es muy útil a la hora de comprender mejor nuestra vida: nada es como es por casualidad, todo lo que existe tiene una forma asociada a su función.

Las sillas, tienen 4 patas y un asiento para que nos podamos sentar.

Las raíces de los árboles son como son para captar los nutrientes de la tierra.

Nuestro corazón tiene cuatro cavidades con paredes musculares para poder bombear la sangre.

La forma de cualquier cosa está asociada a su función; este hecho se cumple siempre.

Y tú no eres ninguna excepción.

Así pues, no eres como eres por casualidad. Tienes una función dentro del universo, y tu forma es perfecta para llevarla a cabo.

Tu Lugar en el Mundo: Puedes Descubrirlo a Través de tu Forma

Una cosa, podemos intentar descubrirla a través de su forma. Es decir, si miramos un objeto desconocido, podemos intentar descubrir para qué sirve analizando cómo es. ¿Tiene ruedas? ¿Es grande o pequeño? ¿Tiene algún mecanismo? A través de estas y otras preguntas, podemos ir deduciendo cuál es su función.

Lo mismo puedes hacer contigo mismo. Puedes analizar tu forma como persona: ¿cómo eres? ¿Qué habilidades tienes? ¿Qué te gusta? ¿Qué sabes hacer mejor? Todas estas cuestiones hacen referencia a tu manera de ser, y apuntan en una dirección: tu lugar en el mundo.

A su vez se divide en dos puntos:

1.- Analiza Tus Sentimientos

Los sentimientos son una parte importantísima de nuestra vida que, desgraciadamente, a menudo dejamos en segundo plano.

Pensamos que la razón es mucho más sólida y fiable, cuando la realidad es todo el contrario: los sentimientos son los que realmente saben cuál es nuestro camino.

Pero, ¿de qué va la vida? ¿De trabajar? ¿De formar una familia? ¿De luchar para sobrevivir? Bien, un poco sí que va de todo esto, pero detrás hay un objetivo mucho más básico: sentirse bien. Esta es lo principal de la vida; y es lo que todos queremos conseguir.

Y los sentimientos son los que saben qué es lo que nos hace sentir bien.

En el fondo, nos están marcando un camino; nos están diciendo qué tenemos que hacer para ser felices.

¿Qué te gusta hacer? ¿Qué experiencias quieres vivir? ¿De que te gustaría trabajar? ¿Con qué tipo de personas quieres relacionarte? Estas preguntas al responderlas te están indicando cuál es tu lugar al mundo.

2.- Analiza tus Capacidades

Escuchando nuestros sentimientos, podemos ver claramente cuál es nuestro lugar en el mundo.

Una persona que está conectada con lo que siente no tiene nunca ninguna duda.

Pero esto no siempre es fácil, ¿verdad? Por esta razón, es útil analizar también nuestras capacidades.

¿Qué se te da bien? ¿Qué habilidades tienes? Si respondes a estas preguntas, verás que tus capacidades también indican un camino: el de las cosas que sabes hacer mejor. ¡Y este camino coincide con lo que te gusta hacer! No es  por casualidad, el universo es muy sabio.

Así pues, tu lugar en el mundo es la respuesta a dos preguntas: “¿qué te gusta?” y “¿qué  sabes hacer?”.

Estás preparado para hacer aquello que más te gusta. Esto es lo que has venido a hacer a la Tierra, y lo que el universo espera que hagas.

 

Te voy a dar unos TIPS para mejorar tus RESULTADOS PERSONALES

Y quiero hablarte de DAR LAS GRACIAS. Espero que este post te pueda ayudar a mejorar los resultados personales y/o profesionales que estás teniendo a día de hoy atrayendo lo que verdaderamente deseas y dejar de atraer cosas que tu NO QUIERES.

Dar las Gracias es algo que hemos aprendido desde pequeños, porque posiblemente en el colegio, tu padre, madre tío, toda las personas que has tenido alrededor. Seguramente cuando te han dado un pastel, dinero, o algo, te han dicho: ¡DA LAS GRACIAS! Y tú lo hacías. Pero en realidad no sabemos por qué lo hacemos, ni el significado.

No lo usamos de forma consciente y eso es lo que quiero compartir contigo. Empecé a leer a personas influyentes y exitosas, todos coincidían en agradecer conscientemente.  ¿Cómo se hace? 

 “La gratitud es un valor que se nutre y se fortalece al practicarlo constantemente.”

 Es bueno estar siempre agradecid@s, y todavía mucho mejor llegar a expresar nuestro agradecimiento.

 

.

 “La gratitud es un valor que se nutre y se fortalece al practicarlo constantemente.” Es bueno estar siempre agradecidas, y todavía mucho mejor llegar a expresar nuestro agradecimiento.

 

.

  • No debemos de guardarnos las “gracias”, tenemos que aprovechar cada oportunidad para hacerle saber a las personas que estamos agradecid@s y que han contribuido a nuestra felicidad.
  • Debemos de poner en práctica a diario ser agradecid@s.
  • Hay muchas personas que podríamos estar agradecidas, como personas que se cruzan por nuestra vida, personas a las que hemos olvidado y otras que se han olvidado de nosotras, pero de una forma fugaz, formaron parte de nuestra vida, y nos han dejado algo para recordar, un gesto, una palabra una sonrisa, una anécdota…
  • Debemos estar agradecidas cada día: la familia, el trabajo, la comida, estar bajo techo, los amigos, la naturaleza… Debemos dar gracias a Dios por lo que tenemos.
  • Debemos también darle el mérito a las personas que nos han ayudado a tener nuestro talento, habilidades o capacidades. Hay muchas personas que no dan mérito a quien corresponde dar, creyendo que todo eso se lo debe así mismo, y olvidando que detrás de un triunfo hay personas que han jugado un papel importante en su desarrollo como: los padres, amigos, profesores… 
  • Decir gracias no nos quita ni un segundo, siendo algo tan fácil de dar, muchas veces nos dejamos absorber por las preocupaciones del día a día, se nos olvida que detrás de un mostrador, o de un escritorio, hay una o varias personas dedicando su tiempo, tratando siempre de dar un buen servicio al público.
  • Muchas veces somos agradecidas pero no lo demostramos, porque damos por sentado que lo saben, o damos un agradecimiento superficial, sin detenernos un segundo para acompañar ese gracias con una sonrisa, sabiendo que la palabra “gracias” es muy sencilla de pronunciar y acompañada con una sonrisa, alegra el alma de todo humano, después de todo, el corazón solo le basta muy poco para satisfacerse.
  • Al regresar de un día fuerte de trabajo, nos encontramos con un mensaje de aquella amiga que hace tiempo no miramos, nos ha llamado sólo “para saludarte y para saber cómo estás” en lugar de llamarle para decirle un gracias piensa en hacerlo más tarde, al pasar de los días y semanas, se da cuenta que ha dejado “para después” el hacer esa llamada para decir “gracias por acordarte de mí” sin darnos cuenta, cuando queremos hacerlo puede ser demasiado tarde. Tenemos que dar las gracias sin perder ni un instante.
  • Muchas son las cosas que damos por sentado, no sólo que las tenemos, sino que siempre estarán allí, no podemos ni debemos olvidar dar las gracias, no olvidemos tampoco que nuestros hijos aprenden de nosotros los padres, tenemos que influir en nuestros hijos, demos un efusivo gracias enfrente de ellos, tan seguido como sea posible, enseñémosles a devolver un abrazo con un gracias por los gestos amables que reciben de extraños, de la maestra, de la enfermera, de quien le sirve en la tienda, etc.

La generosidad y el agradecimiento es algo que debe estar presente en cada momento, en cada instante de nuestra vida.

Debemos decir “gracias” diariamente, y en la medida que aprendamos, a ser agradecidas nos estamos ayudando a sí mismas valorar lo que tenemos, a crecer en nuestro desarrollo personal, y en cierta medida a ser más felices. 

Porque antes de irnos a dormir no evaluación de las cosas que agradecemos durante el día, y si las compartimos con los demás, familia, amigos…, será aún más satisfactorio.

Nadie es tan pobre, que no tenga gratitud y un gracias en su corazón, ni nadie es tan rico que no necesite saber que hay algo porque le digan “gracias”. —

 

Desde mi corazón, gracias por su invaluable cariño a todas l@s lector@s del blog Maria Gil_ Fashion  @albertmariagil.com; y gracias también por las muchas veces que nos han dicho “gracias”.

Con el cariño de siempre

 

Maria Gil

 

 

¡No te vayas con las manos vacías! comparte este artículo.

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Shares

¡Comparte y ayuda!

¿Te ha sido útil esta información? Entonces por favor compártelo para que más personas se beneficien

Comparte y Ayuda

¿Te ha sido útil esta información? Entonces por favor comparte para que más personas se beneficien

Shares
A %d blogueros les gusta esto: